sábado, 6 de agosto de 2016

Barcelona es humillado 4-0 por el Liverpool en partido de pretemporada



Barcelona careció de ideas futbolísticas ante los Reds y fue derrotado en su último partido de preparación



En el último partido de preparación para el FC Barcelona se enfrentó a el Liverpool de Jurgen Klopp, los culés que venían de obtener victorias ante el Celtic y el campeón de la Premier League Leiscester City, esta vez demostraron que todavía tienen carencias a la defensiva siendo vapuleados en el mítico estadio de Wembley por contundente marcador de 4-0 por el equipo inglés.

Liverpool aprovechó en los primeros minutos las desconcentraciones de los azulgranas, asestando el primer gol del cotejo al minuto 18 por conducto de Sadio Mané, quien mando el balón a las redes del arquero alemán Ter Stegen para el 1-0. Más adelante los comandados por Luis Enrique estuvieron a punto de empatar la pizarra cuando al 22´, Lionel Messi estrelló el esférico en el poste.

Antes de culminar la primera parte Barcelona metió el acelerador generando jugadas de peligro de los botines del turco Arda Turán y del uruguayo Luis Suárez pero desafortunadamente no pudieron empatar el partido para la causa de los catalanes yéndose al descanso perdiendo por la mínima. Ya en el arranque de la segunda mitad entró en el arco el chileno Claudio Bravo, quien recibió en los primeros minutos del complemento recibió dos goles de Henderson y del seleccionado nacional belga Origi, concretando el 3-0 que liquido el partido.

En la agonía del partido llegó el 4-0 por conducto de Grujic, quien con un golazo con la testa completo la redonda victoria de los Reds dejando en el banquillo muy satisfecho a Jurgen Klopp, ante el desconcierto de Messi y compañía que no daban crédito a lo sucedido durante este cotejo. Por otra parte el Barcelona después de esta penosa exhibición tendrá que levantar la cabeza porque el próximo miércoles 10 de agosto se enfrentara a la Sampdoria de Italia por el trofeo Joan Gamper, el cual es celebrado cada año en el Cam Noup.